Saltar al contenido

consulta continental

HACIA NUESTRO INSTITUTO LATINOAMERICANO DE PROMOCIÓN DE LA CULTURA COMUNITARIA


Los procesos populares de Cultura Viva Comunitaria en Nuestra América, según las últimas mediciones, forman un universo de al menos 250 mil experiencias, integradas por personas de todos las edades, desarrollando actividades que combinan el arte, la comunicación, la educación y la Economía Social a través de iniciativas territoriales que inciden en el espacio público y la trama organizativa de las comunidades.

En esas organizaciones (Centros culturales, bibliotecas populares, arte callejero, medios comunitarios, agrupaciones teatrales y culturales, de circo social, arte callejero, de artesanías, economía social, etc) participan millones de pobladores y pobladoras, trabajadoras y trabajadores, muchos de ellos en oficios y tareas que exigen niveles importantes de formación técnica, social y pedagógica. Sonidistas, escenógrafos, artesanas, redactoras, cocineros, educadoras, vestuaristas, ilustradores, músicos, actores y actrices, animadores, trabajadores sociales, de la limpieza, gestores culturales, periodistas, locutores y locutoras, diseñadores gráficos, editores audiovisuales, operadores en redes sociales e internet, administradores, etc. Por otro lado, en la tarea cotidiana de esas organizaciones y colectivos también se desempeñan albañiles, electricistas, choferes, carpinteros, trabajadoras rurales y expertos en oficios del hábitat y del transporte, etc,  que expresan su identidad como trabajadores y trabajadoras en el sector.

Sin embargo, al realizar estas tareas de manera “voluntaria” en muchos casos y al encontrarse el sector de la Cultura viva Comunitaria aún en proceso de reconocimiento legal e institucional por parte de la sociedad en su conjunto y de los Estados y gobiernos esas trabajadoras y trabajadores se desempeñan en un alto grado de informalidad y precarización, sin la cobertura salarial y social que merecen ni perspectivas de estabilidad en el trabajo que eligieron en su comunidad.

Ya ha sido fehacientemente comprobada la utilidad pública y comunitaria de estas experiencias, que consolidan las redes comunitarias, atienden de manera preferencial a niñeces, adolescencias y juventudes, resuelven en muchos casos situaciones patológicas y/o conflictivas en el seno de la comunidad, previenen escenarios de violencia, convocan a adultos mayores, rescatan la memoria popular e intervienen en temáticas trascendentes para la ciudadanía y la Democracia.

La presente Consulta Continental busca sistematizar información relevante sobre estos aspectos de la tarea que desarrollan estos trabajadores y trabajadoras en todo el continente, así como de las organizaciones en que se desempeñan, cuya situación también exhibe importantes grados de desprotección por parte de los Estados y gobiernos y el sistema institucional en nuestro continente.

Aunque sus contenidos ya están publicados, la CONSULTA CONTINENTAL se iniciará formalmente el 6 de Diciembre. Podés sugerir cambios y propuestas/correcciones hasta entonces. Gracias!!!

OBJETIVOS

  • Relevar, en una muestra significativa, los oficios y tareas desplegadas al interior de los procesos de Cultura Viva comunitaria en los territorios por parte de trabajadores y trabajadoras participantes en sus organizaciones y colectivos.
  • Cuantificar la situación y las necesidades de cobertura social (salud, etc), ingresos, apoyo legal y económico (subsidios, créditos), infraestructura, capacitación e inserción institucional de los trabajadores y trabajadoras que se desempeñan en procesos y organizaciones de Cultura Viva Comunitaria.
  • Producir y sistematizar información acerca del nivel de formalización y sustentabilidad de las organizaciones y redes de Cultura Viva Comunitaria en todo el continente
  • Fortalecer y visibilizar al sector de las organizaciones de Cultura Viva Comunitaria en todo el país para contribuir a su reconocimiento por parte de Estados y gobiernos  y la sociedad en su conjunto, propiciando la implementación de políticas públicas en este sentido.
  • Contribuir, a partir de la información recogida, a orientar los criterios para el diseño y la construcción del Instituto Latinoamericano de Promoción de la Cultura Viva Comunitaria, en sus áreas de trabajo, prioridades y metodologías de desarrollo.

METODOLOGÍA Y ORGANIZACIÓN

La presente CONSULTA CONTINENTAL se realizará a través de diversos mecanismos virtuales y presenciales, de manera complementaria e intentando abordar las diferentes realidades (urbanas y rurales) de los países en Nuestra América.

Esta información será recopilada y organizada para su debate participativo en encuentros presenciales y virtuales entre los que se encuentra la convocatoria a las Jornadas Latinoamericanas en Bogotá, en Febrero de 2024.

Aunque sus contenidos ya están publicados, la CONSULTA CONTINENTAL se iniciará formalmente el 6 de Diciembre. Podés sugerir cambios y propuestas/correcciones hasta entonces. Gracias!!!

COMPLETÁ LA CONSULTA EN EL SIGUIENTE FORMULARIO: